Sobre mí

De pequeño no entendía las matemáticas…

Ahora soy El Científico Sin Fórmulas

Permitidme explicaros cómo llegúe hasta aquí

Al terminar la carrera de química en Barcelona, empaqueté mis cosas y me embarqué en la aventura de ver algo de mundo. Uno de mis viajes me llevó hasta Berlín, donde casualmente conocí a un profesor muy rubio, muy alto y muy simpático que, como buen alemán, pronunciaba las ‘R’ con un acento muy ‘Grr’. Poco después, aquel hombre me ofreció mi primer contrato como científico, convirtíéndose así en mi ‘Doktorvater’. Además, me abrió las puertas del universo nano, en el que he trabajado durante más de diez años. En el camino, aprendí a usar cacharros muy caros y sofisticados y a perder la vergüenza.

Todo esto me llevó a escribir una tesis doctoral y conseguir trabajo en el Instituto Federal de Materiales Alemán, primero, y en la Sociedad Max Planck después.

Bild2

Con los “SweetNano” que ayudé a desarrollar para la Sociedad Max Planck y que sirven para entender y tratar derrames cerebrales.

En resumen, he investigado, coordinado proyectos de nanotecnología y publicado algunos artículos científicos.  Pese a las dificultades de la carrera científica, echando la vista atrás, creo que he conseguido poner mi granito de arena a eso que llamamos conocimiento científico.

De entre todos los proyectos en los que he participado, del que me siento más orgulloso, es el de nanopartículas para tratar infartos cerebrales. Para ello, sintetizamos en el laboratorio ‘nanobalones” de carbono que recubrimos con azúcares. Puedes leer la historia completa aquí.

Tras todo esto, me di cuenta cuenta de que el científico está demasiado alejado del resto de los ciudadanos, los cuales nos ven como gente seria, aburrida, casi personajes de otro mundo. Fue por ello, que empecé a escribir.

Actualmente combino mi trabajo como coordinador científico internacional con mi pasión por las historias de ciencia.

Todo ello con un único objetivo: tratar de entender el mundo sin entender de fórmulas. ¿Lo queréis intentar conmigo?

Humanoid and GuilleOrtsGil_cut

Con Aila, el robot humanoide por el que perdí la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>